La pandemia y los jardines verticales

julio 14, 2021

Jardines Verticales | Paisajismo | Plantas

¿Qué ocurrió con la pandemia y los jardines verticales? ¿De pronto muchas personas quieren tener más espacios verdes? ¿Por qué se incrementó su instalación? Definitivamente, la situación extrema de encierro y cuidados ha sido un gran impulso para la tendencia que ya venía creciendo. Si quieres sabes porque, ¡te invitamos a leer hasta el final!

Pandemia y jardines verticales: moda, conciencia ecológica o pulsión vital

Con la aparición de la pandemia de la COVID-19, la naturaleza ha cobrado otra dimensión.

En el mundo prepandemia, los jardines verticales se multiplicaban por dos motivos principales: algunas personas simplemente seguían la “moda”, mientras otros con “conciencia ecológica”, los elegían teniendo en claro todos los beneficios que los muros verdes aportarían a su vida, su entorno y la comunidad en general.

Sin embargo, la pandemia puso a los espacios verdes en la categoría de “seguros” y “saludables”, y las plantas, reinas absolutas de la naturaleza, se convirtieron en las compañeras ideales para atravesar la crisis. 

En esta línea, la adaptación del ámbito urbano a la pandemia trajo un aumento de la instalación de jardines verticales, tanto interiores como exteriores. 

jardines verticales

Aromas, colores, flores y biodiversidad crecieron en muchos rincones de la ciudad aportando bienestar a todos sus habitantes. La pulsión vital de estar cerca de la naturaleza pudo, de este modo, concretarse en espacios verdes propios o cercanos que permiten a las personas disfrutar de todos sus beneficios, que podrán resumirse en esta frase:

“La mera presencia de las plantas minimiza la contaminación ambiental, eleva la productividad laboral y reduce el costo de los gastos en salud”. Plants: Why You Can’t Live Without Them.  Bill Wolverton. Biólogo especializado en sistemas naturales de recuperación del aire contaminado.

De la fitorremediación a la biofilia

Si hay algo que todos sabemos es que, gracias a las plantas, podemos disponer del oxígeno para vivir. Ellas toman el CO2 y filtran partículas presentes en la atmósfera, para producir el aire más puro y saludable que respiramos todos los seres vivos. 

Sin embargo, a mediados del siglo pasado en los paisajes urbanos no se tenían en cuenta a las plantas. Esta razón y la concurrencia de otros factores (industrias, automóviles, basurales, etc.), favorecieron la contaminación del aire en las ciudades.

En este contexto, a través de diversos estudios en la década del 70, se descubrió que ese aire contaminado estaba causando severas enfermedades. Esto ocurría, tanto con el aire exterior, como en el interior ya que los edificios tenían un diseño hermético para ahorrar energía.

Entonces, algunos científicos comenzaron a proponer el uso de sistemas naturales con plantas para controlar la contaminación ambiental. A esto se le llamó fitorremediación, una forma de hacer un reset de los ecosistemas, utilizando sus propios elementos.

“No se trata de simular los procesos biológicos de la naturaleza. Pero creemos que las soluciones se encuentran dentro de la unión de las fuerzas naturales y el ingenio del hombre.” Dr. Bill Wolverton.

La fitorremediación comenzó a aplicarse en el diseño sostenible y se asoció al concepto de biofilia, desarrollado en la década del 80. 

Con estas ideas la arquitectura y el urbanismo comenzaron a proyectar diseños que incluyen plantas, árboles, luz y todo tipo de materiales naturales. El objetivo es traer la naturaleza al espacio urbano para mejorarlo y causar un impacto positivo en la calidad de vida de las personas.

Jardín Vertical Arredo Lacroze Colegiales

El resultado fue el crecimiento de áreas verdes inmersas en las ciudades y los edificios. Una parte importante de estas nuevas estructuras son los jardines verticales, tanto exteriores como interiores.

En tiempos de pandemia, estos espacios han tomado una gran relevancia.

Cómo los jardines verticales pueden ayudarnos en la pandemia

Los muros verdes pueden ayudarnos mucho para conservar nuestra salud y pasar mejor el tiempo de encierro.

Estas construcciones ecológicas rebosantes de plantas vitales y saludables nos van a proporcionar:

  • Un espacio de relajación: tanto por sus aromas, como por sus colores, infunden una sensación de equilibrio y calma. Nuestro ADN nos recuerda que la naturaleza es nuestro entorno primario y volver a él siempre es placentero.
  • Alivio del stress y las tensiones: contemplar un jardín vertical y ocuparse de él ayuda a organizar el tiempo, establecer una rutina y romper con la monotonía del encierro de la cuarentena, que puede llevar a estados de depresión.
  • Aire de mejor calidad: gracias a las plantas habrá una mayor cantidad de oxígeno y aire más limpio, lo que reforzará tu sistema inmunológico
  • Proporcionan productos útiles para la salud (plantas medicinales, aromaterapia) y para el consumo (aromáticas, frutas, vegetales, etc). Mejorar tu alimentación también te ayudará a elevar tus defensas.
Jardín Vertical Arredo Lacroze Colegiales

Durante las cuarentenas los jardines verticales se multiplicaron, quizás por la necesidad de tener en casa un espacio de Naturaleza, a la que no se podía ir a visitar.

Como nunca antes, el deseo de verde se hizo desesperante y tener un jardín en un edificio cercano o en tu propio balcón o terraza, contribuyó a calmar la ansiedad, proporcionarnos distracción y mejorar nuestro entorno.

Sin dudas, los jardines verticales son una gran ayuda para transitar los momentos de crisis sanitaria. Los beneficios que aportan son indiscutibles.

Lo mejor es que todos pueden tener su espacio verde en su casa o en su negocio. En Amazonas nos encargamos de construirlo a tu gusto para que nunca de falte ese “pedacito” de naturaleza a mano. 

Contáctanos y con gusto te asesoramos para que tengas pronto tu propio jardín vertical y disfrutes de sus beneficios.

Artículos relacionados

Relacionados

Disfruta nuestro Newsletter

Agrega tu dirección de email para recibir todas nuestras novedades, promociones y las mejores noticias sobre jardines verticales.