Una tendencia que crece alrededor del mundo: Las Ciudades Verdes

septiembre 21, 2021

Jardines Verticales | Paisajismo | Plantas

jardines verticalesLas ciudades son responsables de gran parte del consumo energético a nivel mundial. Debido a esto, tienen un papel central en la lucha contra el cambio climático. La expansión de las ciudades es inevitable, no se puede frenar ni volver atrás: con el crecimiento desbocado de la población, resulta una utopía que las personas puedan vivir alejados en amplios terrenos. Las ciudades son necesarias y cuando están bien diseñadas, incluso pueden reducir impactos ecológicos y ahorrar costes.

En vez de pensarlas como espacios separados de la naturaleza, debemos empezar a  entenderlas como parte de un ecosistema más grande. Las ciudades tienen el potencial para fusionarse con el entorno natural que las rodea. No darle la espalda al río sino incorporarlo al paisaje, no devastar la flora nativa: que cuelgue de las paredes, que crezca en los techos. En este artículo, te contamos algunas de las maneras en que una ciudad puede ser “más verde”.

Construcciones eco-amigables

Una ciudad “verde” debe serlo desde sus cimientos: cada aspecto de la construcción puede re-pensarse para ser más ecológico, más sostenible, menos contaminante. Desde la fabricación de materiales, que pueden ser reutilizados o ahorrar en agua y energía en la línea de producción, hasta el mantenimiento. Cuanto más eficiente sea la construcción, menos energía requerirá y por lo tanto tendrá una huella de carbono reducida. 

Por ejemplo, un edificio “verde” puede tener una transmitancia térmica baja y por lo tanto ser más energéticamente eficiente. A su vez, puede contar con un sistema de paneles solares para generar electricidad de manera más amigable con el medio ambiente.

Cabe resaltar que los beneficios de este tipo de construcciones no son únicamente a nivel ecológico sino que además implican un ahorro en términos económicos: menores costos en mantenimiento y facturas de servicios.

Cultura de reciclaje

El tratamiento de residuos es uno de los principales problemas de las ciudades, ya que estas producen los mayores volúmenes de basura que, de no ser tratada correctamente, contamina el agua, el aire y la tierra. Por eso, el reciclaje es uno de los pilares de una ciudad sostenible. Separar los residuos orgánicos y los materiales reciclables no solo evita la contaminación del medio ambiente sino que además ahorra energía y costos de producción. Gestionar un buen sistema público de reciclaje es uno de los primeros pasos para empezar a construir una ciudad más “verde”. A nivel mundial, se calcula que Alemania es el país con mayor cultura de reciclaje: cerca del 56% de los residuos son reciclados, mientras que en Argentina solo el 6%.

Vegetación y “pulmones verdes”

En el imaginario popular, los “pulmones verdes” son parques o plazas, espacios públicos arbolados que aportan su cuota de oxígeno a la ciudad. Pero, en los últimos años, se fueron desarrollando formas cada vez más creativas de incorporar vegetación en espacios urbanos: techos y paredes “verdes” en edificios, árboles incorporados a las construcciones, huertas al costado de autopistas o en canteros que bordean avenidas. Las posibilidades son infinitas una vez que se empiezan a considerar otro tipo de superficies. Con una buena infraestructura, sustrato adecuado y sistema de riego, toda la ciudad puede cubrirse de vegetación que produzca oxígeno y atraiga polinizadores como pájaros, abejas y mariposas.

Estas son algunas de las maneras en que podemos empezar a cultivar una relación más sostenible con la naturaleza desde las ciudades. Pero hay muchas más posibilidades y los desafíos siempre son una buena oportunidad para ser más creativos. ¿Qué otras formas conoces o se te ocurren?

Artículos relacionados

Relacionados

Disfruta nuestro Newsletter

Agrega tu dirección de email para recibir todas nuestras novedades, promociones y las mejores noticias sobre jardines verticales.