Verdades y Mitos sobre los Jardines Verticales

enero 7, 2022

Jardines Verticales

Los jardines verticales son una tendencia en auge y tienen su razón de ser. No solo embellecen una pared, un entorno, sino que brindan múltiples beneficios para la salud y para el medio ambiente. De esta manera, impactan en la calidad de vida logrando reducir considerablemente el impacto de CO2, fomentando la polinización y funcionando como aislantes, tanto térmicos como acústicos.

Ahora bien, a la hora de decidir construir un jardín de este estilo, es necesario conocer cuál es el mantenimiento del mismo y los costos de los jardines verticales, puesto que varían de acuerdo al material que se vaya a utilizar, las especies de plantas y el volumen del jardín.

Mantenimiento de un Jardín Vertical

Para conseguir un jardín vertical saludable y estético, es necesario contar con un cierto mantenimiento. Como todas las plantas tienen características diferentes, el tratamiento será distinto en cada caso, ya que requieren de un cuidado especial.

Para que un mantenimiento sea completo y exitoso, debemos tener en cuenta trabajos como la poda, las plagas, los controles fitosanitarios, el riego y el abono, por mencionar solo algunos.

  • Podas

Sin dudas la poda es una de las tareas más importantes en lo que respecta a la jardinería. Si bien en los jardines verticales se realiza para modelar la forma, limitar el tamaño de la planta y renovar el follaje, también funciona como una prevención frente a plagas.

  • Plagas

Así como existen insectos buenos para las plantas, como son los agentes polinizadores, también aquellos que son dañinos. Para el día a día podemos utilizar plaguicidas adecuados para el tipo de planta, de esa manera mantendremos el jardín saludable y libre de plagas.

  • Tratamiento fitosanitario

Las plantas, así como las personas y los animales, también enferman, por lo que es fundamental prestar atención a los tratamientos fitosanitarios, para lograr tener un control de los insectos y atajar la plaga en el momento inicial.

  • Riego

Para el mantenimiento de una planta, el riego es sumamente importante, pero la cantidad y la frecuencia de agua dependerá del tipo de planta que elijamos para nuestro jardín. Por esta razón es que se recomienda que todas las plantas que coloquemos tengan las mismas necesidades hídricas.

  • Abono

Este estilo de jardín posee menor cantidad de tierra que un cantero o uno convencional, por ello es que las raíces absorben más rápido los nutrientes. Una gran recomendación de mantenimiento, es renovar y abonar la tierra, ya sea con un abono líquido o sólido. Esto siempre será de acuerdo al tipo de plantas que tenga nuestro jardín vertical.

Especies más recomendadas para armar un Jardín Vertical

Ahora bien, lo importante en el momento de escoger las plantas que vamos a colocar en nuestro jardín vertical, es conocer perfectamente sus características, ya que, de ese modo, resultará más fácil su mantenimiento.

Uno de los aspectos fundamentales, es determinar primero si la planta es de interior o exterior, cuánta luz solar necesita y el riego. Otro interrogante que surge sobre este tema, es si los jardines verticales generan humedad.

La realidad es que, si no están bien construidos y ejecutados, puede que genere algo de humedad, por ello es importante contar con un buen asesoramiento para conocer mejor cómo crearlos. Pero una medida preventiva es impermeabilizar la pared donde se va a llevar a cabo este jardín.

Algunas de las plantas más recomendables para un jardín vertical son:

  • Trepadoras

Son una de las plantas clásicas para estos jardines. Una de sus ventajas es que tienen un rápido crecimiento y no son muy exigentes durante la fase de su desarrollo. Dentro de este grupo, existen diferentes especies que son ideales para un jardín vertical, por ejemplo: Lonicera Japónica, Aloha y la Purpúrea, entre otras.

  • Cinta o Malamadre

Si bien es una planta que se caracteriza por ser de interior, si vivimos en sitio con un clima cálido, también podemos tenerla en el exterior, ya que pueden soportar hasta los -2° C. Crece rápidamente, por lo que la poda es fundamental. Tiene una restricción con el sol, no puede darle de manera directa ya que puede quemarse.

  • Helechos

Este tipo de plantas crece en sitios húmedos, encharcados y sombríos, es por ello que los helechos se caracterizan por su gran adaptabilidad y resistencia a la humedad. Por la disposición de sus hojas, se vuelve una especie indicada para jardines colgantes y verticales.

  • Búgula

Una de las características principales de esta planta, es que no sobrevive en climas secos, por lo que necesita estar en contacto siempre con una superficie húmeda. Necesita de la luz solar, ya sea de manera directa o indirecta. Los jardines verticales, al poseer menos cantidad de tierra, suelen mantenerse húmedos por más tiempo, por lo que esta planta es indicada para ellos.

  • Clavelina de mar

Si vivimos en un clima cálido, la clavelina es una de las plantas ideales, ya que no soporta las bajas temperaturas y deberíamos brindar un cuidado especial. Necesita una gran exposición a la luz solar, por lo que es ideal para un jardín vertical de exterior. Posee pequeñas flores coloridas, pero suelen marchitarse con facilidad. Lo ideal es quitarlas para darle lugar a las nuevas.

 

Artículos relacionados

Relacionados

Disfruta nuestro Newsletter

Agrega tu dirección de email para recibir todas nuestras novedades, promociones y las mejores noticias sobre jardines verticales.

Socio Fundador at Jardines Verticales
Experto en ecosistemas verticales y fundador de Amazonas Paisajismo. Su pasión por la naturaleza, su compromiso con el medio ambiente y su amplia experiencia, lo convirtieron en un creador de espacios de verdes.
Nuñez Sebastian