Especies de plantas para jardines verticales

junio 17, 2021

Plantas

Elegir las especies de plantas para jardines verticales es una tarea que requiere de amplios conocimientos en la materia. De una correcta elección depende que el muro verde se desarrolle armónicamente, el diseño luzca espléndido y que se vea una obra de arte natural vital y colorida por mucho tiempo.

El clima de la zona y, especialmente la cantidad de luz y sombra que recibe el sitio donde se va a ubicar la estructura, van a determinar que especies usar en el diseño del jardín vertical. 

¿Quieres conocer que plantas usar para jardines verticales usamos en Amazonas? ¿Te gustaría saber por qué las elegimos? A continuación ¡te contamos eso y mucho más!

Plantas para jardines verticales: ¿cuáles prefieres?

Malva

La malva es una planta con hojas verdes todo el año que conforman una cobertura densa. Sus flores aparecen en verano y pueden ser de distintos colores: blancas amarillas o rosas. 

Se pueden colocar en cualquier parte del jardín vertical ya que se adaptan perfectamente a zonas soleadas o sombreadas.

Si las eliges para tu muro verde tienes, además de un elemento decorativo siempre verde, una planta beneficiosa para tu salud. Sus principios activos (taninos, Malvina, vitamina A, B1, B2 y C) le confieren propiedades digestivas, antiinflamatorias, expectorantes y calmantes.

Lazo de Amor, Cinta o Malamadre

Nativa de Sudáfrica, esta especie de plantas para jardines verticales es muy resistente si la ubicas en una parte del jardín vertical donde tenga luz solar indirecta. Solo es recomendable en pleno sol si el espacio verde en una zona donde las temperaturas no excedan los 30°C porque las hojas se secan con los golpes de calor. El rango de temperaturas que soporta esta especie es – 2° a 30 °C.

Es una de las plantas para jardines verticales que aportan más luminosidad al diseño, además de un increíble efecto dinámico, ya que las cintas se mueven al ritmo del viento.

Geranios

Esta especie originaria de África prefiere los climas tropicales, aunque se ha adapta muy bien en zonas con un rango de temperaturas de -10° a 30°C. 

Las plantas para jardines verticales exteriores necesitan de la luz del sol durante muchas horas de día por lo que en un jardín siempre debes ubicarla en el lugar más soleado.

En verano los geranios son una explosión de flores de colores: rojos, púrpuras, blancos y rosas intensos que contrastan llamativamente con el verde de las hojas.

Oxalis o Trébol Morado

Existen varias especies de Oxalis y todas tienen en común la forma triangular de las hojas.  Es una planta herbácea, que se desarrolla tanto en el sol como en la media sombra, siempre que las temperaturas estén entre 5° y 30 °C. 

Las plantas de Oxalis se destacan por el contraste de sus hojas violetas con las pequeñas y delicadas flores amarillas o blancas. 

Son ideales para jardines verticales porque tienen un rápido crecimiento y prefieren suelos drenados con escasa materia orgánica.

Baby Sun

Especie ornamental nativa de Sudáfrica que se conoce como “Escarcha” o “Rocío”. Se caracteriza por tener hojas suculentas y pequeñas flores de color rosa intenso.

Se adaptan perfectamente a la media sombra, aunque en el sol sus flores se muestran en todo su esplendor. Si bien son resistentes y soportan el aire contaminado de las ciudades, no aguantan las temperaturas por debajo de -5°.

Las rastreras como el Baby Sun, son de las plantas para jardines verticales que brindan una mejor cobertura. Además, aportan color al diseño y no son exigentes con el suelo, crecen sin grandes cuidados en un sustrato bien drenado.

Tradescandia R

Esta planta se denomina comúnmente como “amor de hombre” y se caracteriza por su gran capacidad de adaptación y resistencia, aunque requiere que le pongamos atención en dos aspectos: la luz y la temperatura.

Se destaca por la coloración veteada de sus hojas es muy llamativa y vivaz.

En los jardines exteriores crecen tanto en áreas soleadas, como de media sombra, pero la luz directa decolora sus hojas. Por otro lado, en temperaturas inferiores a los 10°C su crecimiento se resiente.

Tradescandia P

La “purpurina” o tradescandia púrpura es ideal como tapizante ya que es una planta rastrera. El color intenso de sus hojas lanceoladas forma un manto púrpura que, combinada con sus pequeñas flores rosadas, aportan color al diseño del jardín vertical.

Si bien se adapta tanto a lugares sombreados como soleados, necesitan bastante luz para que su color violeta sea intenso, caso contrario sus hojas se verán verdes.

Requiere poco riego y soporta temperaturas frías hasta 5° centígrados sin sufrir daños.

Bulbines

Una planta herbácea originaria de zonas semiáridas de Sudáfrica y Australia por lo que está completamente adaptada a vivir con muy poco riego y a resistir bajas temperaturas (hasta -5°C).

De todas las variedades que existen de Bulbine, En Amazonas elegimos el Amarillo o “Flor de serpiente” por su rápido crecimiento y sus vistosas flores en forma de estrella.

Aunque en la semisombra su desarrollo es normal, la exposición al sol las hace ver más vitales y espléndidas, por ello es conveniente ubicarlas en la parte más soleada del jardín.

Boldo

Planta nativa de las regiones serranas de Chile, Perú y Argentina, donde el clima es árido y seco. 

Sus hojas tienen un color verde intenso y un fuerte aroma. Es una de las especies que puedes utilizar si quieres tener un jardín vertical con plantas medicinales.

Se pueden colocar tanto en áreas soleadas como de semisombra del jardín, pero en estas últimas su crecimiento será más lento. Es importante saber que no soportan las heladas, así que tienen que estar en una zona protegida para pasar los meses de invierno.

Asparagus

Conocida como “Helecho espárrago” o “esparraguera” es una de las plantas para jardines verticales más elegidas. 

Es una especie perenne de tallos muy finos y hojas alargadas color verde brillante. Tiene un aspecto ligero, fresco y vaporoso, que imprime volumen y movimiento a los espacios donde se colocan.

Están cómodas en el sol y la sombra, especialmente en climas húmedos y en zonas costeras. En cuanto a la temperatura son muy resistentes, aunque a los -2°C pueden comenzar a perder hojas.

Dólar negro

La “Planta del dinero” es originaria de zonas de clima cálido en África, Australia, Indonesia y la India.

Tiene porte rastrero por lo que es ideal para los jardines verticales. Aportan al diseño una combinación de colores elegante y llamativa. Sus hojas son de color verde vivo a la vista, pero moradas en su envés, al igual que los tallos. Además, cuando florecen sus pequeñas flores blancas llenan de luz el diseño.

Soportan el sol y la mediasombra, pero es inconveniente colocarlas donde estén al sol directo del mediodía. Su temperatura límite en cuanto al frío es de -5°C.

Helecho arroz

Proviene de las regiones de clima cálido tropical del continente americano, desde la Florida hasta Sudamérica. En México se la conoce como “frescura”.

Crece perfectamente expuesta al sol y en las zonas con media sombra o sombra total, aunque su color varía de acuerdo a la luz que recibe, cambiando de un verde más pálido a más oscuro. 

En cuanto a las temperaturas, entre los 18 ° y 24 °C se desarrolla bien. 

Esta planta se mantiene verde todo el año, pero para que en el jardín vertical se vea espléndida es necesario ubicarla donde no haya corrientes de aire fuertes, ya que es muy susceptible a las mismas.

Begonia Dragón

La Begonia Alas de Dragón es una de las plantas para jardines verticales que aportan más color al diseño.

Crecen fantásticas en un clima de templado a cálido, con temperaturas que no bajen de los 10 °C.

De acuerdo a la zona donde se cultiva los resultados son diferentes. Al sol, la planta crece tupida en hojas rojizas y con abundantes flores, mientras que a la sombra sus hojas son verdes y no tienen tantas flores.

Necesitan un suelo bien drenado y riego controlado, por lo que son perfectas para los jardines verticales. Además, aportan al diseño un colorido intenso gracias a sus espectaculares flores rojas o blancas.

Dólar verde

Planta de hojas suculentas siempre verdes y flores muy pequeñas entre púrpura y azul que crecen casi todo el año.

Su temperatura de desarrollo ideal se ubica entre los 15° y 25° C y prefiere lugares de media sombra. Si se planta en una parte soleada, se debe cuidar que no le den a pleno los rayos del mediodía, ya que pueden quemar sus hojas, especialmente en verano.

Como necesitan poco mantenimiento y son muy duraderas y resistentes, son excelentes para jardines verticales exteriores.

 

Euryops

La “margarita amarilla” es amante del sol por lo cual es conveniente ubicarla en las partes más soleadas de los jardines verticales. Cuanta más luz, más flores crecerán.

Lo mejor de esta planta es que sus hojas se mantienen verdes todo el año. Su floración es prolongada, dando color al jardín en épocas frías como el otoño y parte del invierno.

Es resistente a temperaturas bajas, incluso a heladas hasta los – 5°C.

Alternanthera

La “Coqueta” o “Mosaico” es una planta herbácea tropical que se utiliza para crear zonas coloridas en el diseño de un jardín.

Es una especie perenne, que conserva el espléndido color púrpura de las hojas todo el año y que se utiliza como tapizante por su alto nivel cubritivo.

Se desarrolla plenamente expuesta al sol, con temperaturas que no bajen de los 15 °C y en suelos bien drenados, ya que no soporta los encharcamientos.

Alegría del Hogar

Estas plantas coloridas provienen del continente africano. Por esto, son especies de climas templados a cálidos que no soportan el frío, su temperatura ideal para el pleno desarrollo y floración oscila entre 14° y 24° C.

En zonas con inviernos con temperaturas por debajo de 13° C, es necesario hacer un recambio de plantas en esa estación.

Es una especie herbácea y perenne con hojas suculentas y flores rojas, rosadas, púrpuras y blancas.

Necesitan estar en una zona luminosa para florecer, pero hay que evitar las horas de sol fuertes, por ello la media sombra puede ser su lugar ideal en el jardín vertical.

Dólar Variegado

Originaria de África, Australia y la India, esta especie se conoce como “planta del incienso” o “falso incienso”, ya que sus hojas despiden un aroma agradable.

Son plantas para jardines verticales de gran poder tapizante, ya que son rastreras. Se desarrollan bien tanto el sol como en la mediasombra, pero no soportan heladas ni temperaturas por debajo de los 13°C. 

En general si están expuestas a un ambiente húmedo su crecimiento es muy vigoroso, por lo que es necesario podarlas si sus tallos se hacen largos.

Se destacan en el jardín por ser muy decorativas, gracias al color verde intenso de las hojas, con bordes dentados salpicados de color blanco o crema.

Philodendron

En su hábitat natural esta especie crece a la sombra de grandes árboles, de allí su particular nombre que deriva del grigo “phileo” que significa amar y “dendron” que quiere decir árbol. 

Son plantas tropicales, nativas del bosque y la selva brasilera, que se destacan por tener un follaje abundante con grandes hojas color verde brillante y formas diversas. Entre ellas se destacan la Philodendron pertusum que tiene recortes profundos en sus hojas, P. selloum con un gracioso efecto de encrespamiento, la P. scandens con forma de corazón y las P. gloriosum con elegantes bordes rojos.

Por su gran porte, solo se utilizan en jardines verticales de gran superficie, buscando ubicarlas en zonas bien iluminadas, pero sin sol directo, o en áreas de mediasombra. 

Como son de origen tropical el frío no las favorece y su temperatura ideal está entre los 15° y 22°C.

Manto de Virgen

El Drosantemo o “Rocío rosa” es una planta suculenta nativa de Sudáfrica. Se trata de una planta para jardines verticales rastrera, que se usa para cubrir y como colgante en los diseños.

Su cultivo se recomienda en zonas de clima oceánico, en terrazas y fachadas al aire libre, ya que necesitan exposición a sol pleno. Son plantas muy resistentes que soportan bien las temperaturas cálidas y también las heladas hasta los -5°C.

No necesitan un suelo especial, solo requieren que el sustrato esté bien drenado.

El Manto de la Virgen es muy vistosa en el verano, cuando sus flores de colores intensos cubren toda la superficie de la planta, haciendo un efecto de tapiz colorido.

Orégano

La “Mejorana Silvestre” es una especie aromática originaria de la zona de Mediterráneo. Es de color verde intenso y tiene pequeñas flores blancas. 

Para su desarrollo apropiado el orégano necesita exposición al sol, temperaturas templadas y un sustrato bien drenado. Como proviene de un clima seco tolera perfectamente la falta de agua, por lo que el riego tiene que dosificarse con cuidado.

Si tienes orégano, tu jardín tendrá un perfume intenso. Además, podrás usarlo para condimento en tu cocina y para usos medicinales, a finde aprovechar sus propiedades digestivas, antimicrobianas y antioxidantes.

Menta

La menta se puede ubicar en el jardín vertical tanto al sol como en la mediasombra, ya que es una planta muy resistente. Su cuidado más importante es que tenga un riego apropiado y que la coseches, al menos tres veces por año.

Se la conoce somo Hierbabuena o Yerbabuena por su acción terapéutica, ya que es tónica, expectorante, antitusiva, antiséptica, estimulante y digestiva. Además, tiene diversos usos culinarios gracias a su intenso y refrescante sabor.

Como es una planta invasiva, tiene un buen efecto cubritivo y aporta al diseño del jardín un color verde brillante y un perfume exquisito.

Cedrón

Este arbusto se conoce también con los nombres de “Hierba Luisa” o “Verbena de Indias”. 

Es una especie caducifolia cuyas hojas son muy aromáticas y se utilizan para hacer infusiones para uso medicinal, ya que tiene cualidades antioxidantes y digestivas.

Estas plantas se pueden ubicar a pleno sol o en la media sombra, siempre que las temperaturas sean altas. En verano aparecen las pequeñas flores blancas, púrpuras o rosadas que también tiene una fragancia especial.

Erica

Los arbustos de Erica son nativos de la cuenca del Mediterráneo. Es una de las plantas para jardines verticales que aporta al diseño un aspecto vivaz durante todo el año, gracias a su exuberante y prolongada floración. 

Las matas de pequeñas flores rosas, violáceas o blancas son muy abundantes y darán al jardín un aspecto colorido durante muchos meses.

Estas plantas son muy resistentes, no son exigentes con el suelo y no precisan abonos ni poda. 

Para su adecuado desarrollo hay que ubicarlas en un sitio del jardín con mucho sol, aunque en la mediasombra crecen bien, pero con una floración menos intensa.

Nuestras plantas, tu jardín

Las especies que ofrecemos en Amazonas las cultivamos en nuestro vivero, por lo que siempre tenemos disponibilidad de las plantas que usamos en los diseños.

¡Vamos a crear juntos tu jardín vertical!

¿Te gusta la idea? Contáctanos!

Artículos relacionados

Relacionados

10 tipos de paisajismo natural que debes conocer

10 tipos de paisajismo natural que debes conocer

La arquitectura no solo se basa en el diseño de edificios. Existe una corriente arquitectónica que trabaja directamente con jardines y paisajes: El paisajismo. Descubre los mejores 10 tipos de paisajismo natural que utilizan expertos para crear sus...

read more

Disfruta nuestro Newsletter

Agrega tu dirección de email para recibir todas nuestras novedades, promociones y las mejores noticias sobre jardines verticales.

Socio Fundador at Jardines Verticales
Experto en ecosistemas verticales y fundador de Amazonas Paisajismo. Su pasión por la naturaleza, su compromiso con el medio ambiente y su amplia experiencia, lo convirtieron en un creador de espacios de verdes.
Nuñez Sebastian